HISTORIA DO CLUB DE BALONCESTO

EL GERMEN INICIAL (AÑO 1982)

.

Corría el mes de Septiembre de 1982 cuando, en un barrio de Coia en pleno crecimiento y expansión, entraba en funcionamiento un nuevo centro escolar, el Colegio Público Seis do Nadal, que dio nuevos bríos a la actividad educativa, social y deportiva de su entorno. Coia era por aquel entonces un barrio deprimido y necesitado de todo tipo de servicios que veía crecer de manera vertiginosa cada año su población.

.

El hecho de contar con una comunidad educativa nueva e ilusionada con su puesto de trabajo, junto con el nacimiento de una Asociación de Padres y Madres de Alumnos “Valentín Paz Andrade” luchadora y sacrificada, facilitó que en el ámbito cercano de este colegio surgieran un montón de iniciativas que contaron con suficiente respaldo para tirar hacia delante, impulsando el asociacionismo desde todos los ámbitos y ocupando el tiempo libre de los niños como prevención ante las lacras sociales del momento. Así, en aquel primer año de vida escolar, el centro acogió un sinfín de actividades culturales, recreativas y deportivas, fruto de las que luego emergieron otras asociaciones que trabajaron a favor de nuestro barrio, entre ellas, la Agrupación Deportiva Seis do Nadal.

.

De esta forma, tras organizar diversas actividades de promoción deportiva a lo largo del primer año de existencia del CP Seis do Nadal, en el mes de Abril de 1983 se creo una sección deportiva dentro del ANPA Valentín Paz Andrade (que por aquel entonces presidía Adrián Martínez, a la postre co-fundador y presidente fundacional de la Agrupación Deportiva Seis do Nadal), donde tenían cabida todas las actividades deportivas organizadas por esta asociación: era el germen inicial de nuestro club, nuestros orígenes. Por aquel entonces, este centro escolar acogía diversas actividades deportivas (gimnasia rítmica, voleibol, tenis, ajedrez...), si bien unas de las más exitosas habían sido el atletismo y el judo. De aquélla el baloncesto y el balonmano eran deportes minoritarios dentro de la comunidad escolar, si bien empezaban a contar con sus adeptos (el baloncesto mayormente en el campo femenino).

.

El Colegio Público "Seis do Nadal" contaba con su primer año de existencia, y su A.P.A. se convertía en el verdadero impulsor de la actividad deportiva en el barrio, entendida desde sus inicios como ocupación del tiempo libre de los niños y como medio de prevención ante las lacras sociales del momento.

.

Por aquel entonces, el colegio ofertaba distintas actividades deportivas: Baloncesto, Balonmano, Futbito, Atletismo, Gimnasia Rítmica, Judo... y todas ellas con un gran éxito de participación. El sacrificio y trabajo de los padres había tenido su justo premio, y los objetivos iniciales habían sido incluso superados. Mientras que el Balonmano había cosechado un gran número de adeptos desde el principio, el Baloncesto había obtenido una respuesta muy floja, mayormente femenina, siendo superado ampliamente por el resto de deportes ofertados. En ambos casos se había dado el primer paso, y la respuesta que se encontró en los niños y ninas de 7º y 8º de E.G.B. pronto sería secundada por el resto de cursos.

.

Ir Arriba

.

1983-1984

.

En el curso 1983-84 se puede decir que se produjo el debut de nuestro club en las competiciones de distintas modalidades. Así, el centro ampliaba su oferta y acogía entre las actividades deportivas ofertadas la de futbito, donde hizo sus pinitos futbolísticos el jugador internacional del Real Madrid Michel Salgado (que estudió la E.G.B. en el CP Seis do Nadal). Esta nueva oferta deportiva, que en un principio podría parecer positiva, fue un duro golpe para muchos deportes, puesto que el ‘deporte rey’ creció enteros vertiginosamente mientras que otros iniciaban el camino de su desaparición (atletismo, tenis, voleibol), al tiempo que el balonmano y el baloncesto se estancaban de manera considerable (tan sólo el basket femenino seguía adelante y vivía su primera etapa dorada). Por aquel entonces ya estaba Aali Mohamed dando sus primeras órdenes por nuestras pistas (compatibilizándolo con su labor arbitral), junto con una serie de colaboradores que le ayudaron a arrancar, mientras que nuestro técnico Pablo García era uno de sus pupilos.

.

Ir Arriba

.

1984-1985

.

Fueron años duros de sacrificio y mucha ilusión. La labor que se realizaba en el centro, dada la situación social del alumnado, se consideraba más labor socioeducativa que deportiva, y todo esfuerzo era poco para conseguir que el alumnado del colegio disfrutase de una oferta variada y amplia de actividades donde invertir su tiempo libre. Tanto fue así, que en este curso el trabajo con las niñas fructificó de manera muy positiva, con la creación de un equipo alevín (para el que hubo que encargar un juego de canastas de minibasket en el Colegio San Rafael) y otro infantil femeninos, mientras que en la parcela masculina todos los sacrificios fueron pocos al ver cómo decrecía de forma continua su participación. Además, los colaboradores de Mohamed tuvieron que abandonar sus cargos, ya fuese en unos casos por motivos laborales y en otros por la escasa disponibilidad de tiempo para realizar las tareas que se les habían encomendado.

.

Ir Arriba

.

1985-1986

.

Por si no llegase con el duro revés que supuso la pérdida de alumnado en algunas actividades (todo hacía suponer que se debía al poder de convocatoria del futbito – que por aquel entonces vivía su época de mayor esplendor), la sección de atletismo (que contaba en sus filas con una deportista, Eva Lago, que más tarde se convertiría en Campeona del Mundo y participaría en las Paraolimpiadas) desapareció de un plumazo – absorbiendo el R.C. Celta a los escasos interesados –, el voleibol tampoco pudo ofertarse ante la falta de interesados, al tiempo que el apartado masculino de baloncesto también sucumbía.

.

Ir Arriba

.

1986-1987

.

A mediados de los años 80 no corrían buenos tiempos para cualquier deporte que no estuviese relacionado con el fútbol. Así, atendiendo a esta serie de acontecimientos y a que la matrícula del centro se había disparado de manera alarmante, los miembros del ANPA del CP Seis do Nadal hicieron nuevos esfuerzos en el curso 1986-87 para promocionar el deporte extraescolar, motivados mayormente por el traslado de la actividad de futbito al amparo de un club de referencia vigués y por el respaldo acérrimo del por aquel entonces director del centro, José Luis Hernández, que tanto hizo por el deporte en su etapa al frente del colegio. De este modo, junto con el Departamento de Educación Física del centro escolar, organizaron torneos internos polideportivos y actividades paralelas en horario extraescolar, con el fin de acoger un mayor número de practicantes para las modalidades deportivas ofertadas: hay que pensar que en aquella época el colegio acogía a más de 600 alumnos.

.

Este trabajo de promoción sirvió de resorte para que todas las actividades deportivas ofertadas ganasen practicantes – que era, al fin y al cabo, el principal objetivo –, siendo el Balonmano y el Baloncesto los más beneficiados (nuestro deporte recuperaba el apartado masculino y mantenía las categorías femeninas). Ese mismo año se enganchaban al basket nuestros técnicos David Fernández y Carlos Martínez, cuando eran alevines y debutaban también a las órdenes de Mohamed. Además, por si no fuese suficiente éxito el haber crecido de manera tan considerable, en esta misma campaña nuestros equipos debutaron en las competiciones oficiales de baloncesto, consiguiendo en el debut sus primeros éxitos deportivos: los subcampeonatos escolares en alevín masculino e infantil femenino, junto con la consecución del Torneo Primavera (competición que más tarde daría paso al actual formato de Copa DVB) en mini masculino.

.

Ir Arriba

.

1987-1988

.

Fue entonces cuando, antes de dar comienzo la campaña 1987-88, el ANPA del CP Seis do Nadal llevó adelante ciertos cambios que luego marcarían nuestro futuro. Se trataba de una etapa en la que algunos de los deportistas del colegio acababan su etapa en el centro tras finalizar 8º E.G.B., y querían seguir vinculados a nuestro deporte y a nuestra organización, a pesar de que no era posible por el hecho de no poder ser miembros del ANPA. Esto hizo recapacitar a nuestros directivos, que, capitaneados por Adrián Martínez, decidieron formalizar el acta fundacional de la Agrupación Deportiva Seis do Nadal (ratificada en asamblea en Febrero de 1987), donde tenían cabida las actividades deportivas practicadas por los deportistas de más de 14 años vinculados con anterioridad al ANPA del colegio. El resto de categorías inferiores seguía auspiciada por el ANPA Valentín Paz Andrade.

.

En esa misma época, la Agrupación acogía una nueva sección deportiva que traería numerosos títulos en su corta existencia: la sección de bádminton (de donde saldría otro producto de la cantera, Rafael Vázquez, que llegó a ser Campeón de España Junior). De igual modo, fortaleciendo así el prestigio a nivel escolar que ya poseía el club, el minibasket masculino conseguía hacerse con el Subcampeonato Provincial (con el técnico Rodrigo Alonso junto con Carlos y David en la plantilla) y el balonmano conseguía hacerse por primera vez con las competiciones escolares (a la par que se forjaba en nuestra cantera el jugador Pablo Macías, actual jugador del Octavio Pilotes Posada de Liga Asobal), mientras que la participación femenina decrecía de manera constante a la par que la gimnasia rítmica ganaba enteros y alcanzaba sus cotas más altas (con exitosas participaciones en campeonatos locales y provinciales).

.

Ir Arriba

.

1988-1989

.

De aquí en adelante se puede decir que fue un periodo de contrastes. Contrastes entre el baloncesto masculino y el femenino. Contrastes entre la incorporación de unos técnicos y la pérdida de otros. Contrastes entre el nivel de unos equipos y el de otros. Contrastes generalizados en un período preolímpico que dormitaba tranquilo esperando la llegada de Barcelona’92.

.

Así, el curso 1988-89 trajo bastantes novedades, ya que Mohamed conseguía involucrar a unos jóvenes técnicos, como fueron Rafa y Chipi, que facilitaron en muchas tareas la labor técnica a desarrollar. Todo ello, sin duda, fructificó con la consecución del Campeonato Escolar de Vigo en categoría infantil masculina, que supuso el ascenso de nuestro equipo a la Liga Federada por primera vez en nuestra historia (jugaban entre otros Carlos, Rodrigo y el que también fue técnico más tarde, Quique Pérez). Ahora bien, la temporada estuvo marcada por el abandono escandaloso de la participación femenina, que redujo su presencia a la de un solo equipo infantil.

.

Ir Arriba

.

1989-1990

.

Nuevamente, el curso 1989-90 empezó con muy pocas alegrías. Tras muchos esfuerzos por evitarlo, la parcela femenina de baloncesto desaparecía, y lo hacía durante mucho tiempo, puesto que no se logró recuperar hasta 1997. En contra, la sección masculina se reforzaba con la incorporación de dos nuevos técnicos con experiencia, José Luis y Fon, que ayudaron a consolidar la estructura de los niños y que conseguirían uno de los mejores resultados del club: Subcampeones de Vigo y Provincial Federado en categoría infantil, siendo silenciados y apeados del campeonato gallego tan sólo por el potente Ademar Maristas, que más tarde se proclamaría campeón de España cadete bajo la dirección del actual seleccionador femenino español, Vicente Rodríguez “Cholas”.

.

Ir Arriba

.

1990-1991

.

Una vez que el baloncesto masculino ganaba enteros, la temporada 1990-91 significó un punto de inflexión en nuestro crecimiento, ya que el club perdía entrenadores por un lado y ganaba un nuevo técnico, Rosana Sousa, por otra banda. Asimismo, se decidía a participar con dos equipos cadetes y alcanzaba una participación total de 5 equipos, si bien esta estructura tan sólo perduró un año, ya que, en el curso siguiente, el trabajo conjunto con el Salesianos Sabú esparció a los jugadores y echó por tierra algo que no se logró afincar hasta hace bien poco.

.

Ir Arriba

.

1991-1992

.

A partir de aquí, se vivieron años de sequía en el ámbito competitivo, debido en parte a la serie de cambios que se produjeron y que desencadenaron finalmente en la organización actual. De hecho, el curso 1991-92 no fue más que un año de transición, marcado por la consecución en el ámbito competitivo del Subcampeonato Escolar Infantil Masculino, al tiempo que perdíamos la categoría cadete tras llegar a un acuerdo de colaboración primero con el Salesianos Sabú y luego con el ABC (categoría ésta que no recuperaríamos hasta la campaña 95-96).

.

Pero fueron tiempos de cambios. De hecho, la campaña 1991-92 se bautizó con cambios importantes en nuestro desarrollo futuro, puesto que toda la organización del aparato deportivo del Colegio Público Seis do Nadal recaía en manos de la Agrupación Deportiva Seis do Nadal. Al mismo tiempo, en el seno del Deporte Escolar de la Xunta de Galicia, nacía la categoría benjamín – hasta esta fecha inexistente – y nuestro club hacía su primer equipo en esta novedosa y necesaria categoría.

.

A pesar de las bajas técnicas de Chipi y Rosana, junto con el equipo benjamín y un grupo de deportistas prebenjamines (donde iniciaba su andadura nuestro canterano Fernando Vidal, actualmente en las categorías inferiores del F.C. Barcelona), conservábamos nuestros equipos alevín e infantil masculinos, que comenzarían un pronto crecimiento tras la vuelta al club en esa misma campaña de Pablo García y la llegada de tres nuevos técnicos que habían sido jugadores de nuestra entidad: Rubén Fontenla (que tan sólo estuvo en esta campaña), Quique Pérez (uno de los más veteranos, que tuvo que dejar su cargo hace unos años por motivos laborales) y Carlos Martínez (actual director general de baloncesto en el club y técnico de nuestras categorías inferiores desde hace 11 años).

.

Ir Arriba

.

1992-1993

.

La Olimpiada de Barcelona no hizo sino acrecentar la ilusión de muchos niños y niñas, que veían en el deporte un modelo de vida a seguir. Así, corría la temporada 1992-93 cuando el número de practicantes empezaba a incrementarse, se intensificaba la campaña de promoción escolar y nuestra organización se hacía con la gestión íntegra de las secciones de Baloncesto y Balonmano, con total independencia del ANPA Valentín Paz Andrade y de la Dirección del CP Seis do Nadal.

.

En el apartado técnico, los más jóvenes se encargaban de la categoría benjamín y prebenjamín (bajo la continua supervisión del director técnico, Aali Mohamed), mientras que Pablo y Mohamed se encargaban de los mayores, debido a la marcha de Rafa por incompatibilidad de horarios con sus estudios. Eran tiempos en que se estaban asentando las bases de la estructura deportiva actual, muy dependiente de la formación continua de técnicos producto de la cantera.

.

Ir Arriba

.

1993-1994

.

Siguiendo con paso sigiloso un crecimiento vegetativo, transcurrió la campaña 1993-94 con el peso de la dirección de los equipos prebenjamín, benjamín, alevín e infantil en manos de Mohamed, Quique y Carlos, siendo el afán de supervivencia el que mantiene la actividad a flote. Ahora bien, en el ámbito activo, se produjo un estancamiento, que para nada afectó al proceso de formación de base (como se pudo ver en los años siguientes).

.

Ir Arriba

.

1994-1995

.

Y como se dice, el buen trabajo tiene sus frutos. En el curso 1994-95, con un cuadro de entrenadores idéntico al de la campaña anterior y con el mismo número de equipos (4), todos los equipos ocupan puestos de privilegio en las clasificaciones finales, dándose por buenos los sacrificios de anteriores campañas: Campeones Zonales de Liga y Copa en benjamines; Subcampeón de ambas en categoría alevín; y Campeón de Liga y Copa en categoría infantil, además de conseguir por segunda vez el Subcampeonato Provincial Infantil.

.

Ir Arriba

.

1995-1996

.

Tras una campaña tan exitosa como la anterior, despertó la temporada 1995-96 con una nueva intentona de estabilizar la categoría cadete (aunque no se consiguió asentar hasta la campaña 97-98) y con la incorporación de otro técnico de la casa, David Fernández, que se encargó en su debut del conjunto infantil y que sigue vinculado a nuestra entidad desde entonces.

.

Se puede decir que ésta fue la campaña del Rey de Copas, puesto que conseguimos imponernos en todas ellas, a pesar de no alcanzar el campeonato de liga en ninguna categoría. Además, la Federación Viguesa de Baloncesto estrenaba su ranking de clubes por puntos, y nuestro club debutaba con un honroso 22º puesto.

.

Ir Arriba

.

1996-1997

.

A partir de este momento, el rumbo del club tomó nuevos aires y reorientó su camino, si bien antes el curso 1996-97 significó un nuevo retraso en la estabilización de la categoría cadete, fruto de un nuevo convenio de colaboración con Salesianos y ABC. Por lo tanto, competimos con 3 equipos y la escuela de formación, donde conseguimos éxitos como el Subcampeonato en categoría benjamín y sobre todo la consecución del Campeonato Provincial en categoría alevín.

.

Además, la incorporación de un nuevo técnico formado en casa, Rodrigo Alonso, fortalecía más la estructura técnica de nuestra entidad, que, tras hacerse en el final de campaña con el 16º puesto en el ranking federativo, buscaría dar un salto importante en la siguiente temporada, en la que entre otras cosas recuperaría definitivamente para el club el basket femenino.

.

Ir Arriba

.

1997-1998

.

La temporada 1997-1998 abrió nuevas puertas y nuevas miras en el club. Aunque no se debería afirmar de forma categórica, quizá deberíamos señalar esta campaña como una de las más importantes en la historia del club, dada la repercusión que tendrían a posteriori muchas de las acciones emprendidas en estas fechas.

.

Gracias al esfuerzo y la labor de promoción llevada a cabo por el cuerpo técnico (Aali Mohamed, Carlos Martínez, David Fernández y Rodrigo Alonso – los 4 entrenadores más veteranos del club), el Baloncesto dio un tirón por aquellos tiempos, lo que implicó un crecimiento claro y continuado, sobre todo en el apartado femenino, donde se conseguía recuperar la categoría infantil después de mucho trabajo. Afortunadamente, el incremento de la participación femenina desde entonces da por buenos todos los esfuerzos.

.

A nivel de resultados, el equipo benjamín se proclamaba Campeón Zonal y el alevín Campeón Provincial por segundo año consecutivo, mientras que el resto de participantes tenía un papel digno en la competición. Por otro lado, en el ranking de clubes de la Delegación Viguesa de Baloncesto, la Agrupación ganaba puestos de forma considerable, hasta ocupar el 8º lugar al final de temporada.

.

Ir Arriba

.

1998-1999

.

Como las grandes revoluciones, los cambios se fueron gestando poco a poco, pero con paso firme. La Sección de Baloncesto, que siempre había sido como una hermanita de la caridad (tanto en el ámbito de la Agrupación como en el entorno federativo), fue ganando enteros en ambos campos, y en poco tiempo precisó de mayor independencia para llevar a cabo su "proyecto.

.

De este modo el año 1998-1999 se recordará en la Sección de Baloncesto como el año de la "independencia" y la "expansión". Independencia en la gestión tanto económica como organizativa del Baloncesto, que se agradeció y que obtuvo sus prontos resultados; expansión, no sólo porque se llegó por vez primera al alumnado del CEIP Doutor Eijo Garay y se hizo equipo en el IES Alexandre Bóveda, sino principalmente porque comenzó la incorporación de nuevos técnicos cualificados, todos ellos colaborando de manera altruista, como siempre ha sido en el seno del club.

.

Con todo esto, la fidelidad de Carlos Martínez, David Fernández, Rodrigo Alonso y Aali Mohamed (que se tomó medio año sabático) se vio apoyada con la compañía de Pablo García (que regresaba nuevamente), Xuma, Yago Alonso, Jorge Martínez, María Fernández, Quique Beloso, Óscar Carbajo y Dani Landesa. De esta forma, el crecimiento constante en el número de equipos vino seguido por una lógica ampliación de la plantilla de entrenadores, que no se veía igual de respaldada en el ámbito administrativo. Así, la dirección y organización del club recaía en muy pocas personas, que es algo que sigue siendo una de nuestras cuentas pendientes.

.

En este curso se presentaba como principal novedad la creación de equipos en categoría senior tanto masculino como femenino (que se esperaba diese el último empujón a las categorías base), de igual modo que ascendíamos hasta el 4º puesto en el ranking de clubes por puntos de la Delegación Zonal. ¡Todo un éxito para nuestra débil organización!

.

Ir Arriba

.

1999-2000

.

La temporada 1999-2000 significó la culminación en todos los ámbitos del trabajo de base realizado en la última década. El club siguió su proceso de crecimiento lógico, y de los 96 deportistas del año anterior se pasó a los 150 del momento (todos ellos bajo el programa municipal de Escuelas Deportivas en Colegios).

.

Además, la incorporación de nuevos entrenadores siguió su curso, hasta formar una joven plantilla de 22 técnicos. Junto a veteranos como Mohamed, Carlos, David F. y Rodrigo y al grupo más reciente, compuesto por Pablo G., Yago, Jorge, María, Quique B. y Óscar C., llegaron nuevos técnicos para reforzar el magnífico trabajo que se estaba desarrollando: Borja Fernández, Emilio Carbajo, Iria Caramés, Quique Celeiro, Iván Pérez, Pili Álvarez, Óscar Pérez, Natalia Pérez, Carolina Prado, César Álvarez y Rubén Correa.

.

Ahora bien, si por algo se ha de recordar este año, no es tan sólo por la formación de un equipito Benjamín en el Eijo Garay, sino por la consecución del Subcampeonato de Vigo alevín femenino y el Campeonato Provincial alevín mixto, y por lo que significó el nuevo récord de nuestras categorías inferiores: obtener el Campeonato Gallego infantil masculino y participar en la Fase Intersector del Campeonato de España, resultando Subcampeones y quedando a las puertas de la Fase Final. De este modo, el listón quedaba bien alto, y la Agrupación Deportiva "Seis do Nadal" ascendía al 3º puesto en el ranking de clubes de la Delegación Viguesa de Baloncesto.

.

Ir Arriba

.

2000-2001

.

En el verano del año 2000 el entorno del club creyó oportuno que se incluyese Coia en la denominación de la asociación, para dar realmente la imagen de club de barrio aunque sin perder de vista los orígenes de la entidad. Así, la Agrupación Deportiva "Seis do Nadal-Coia" pasaba a ser el club de referencia en este barrio vigués y a englobar a todos los centros escolares del barrio con la actividad de Baloncesto.

.

Una vez adelante, nacía en el seno de la Sección de Baloncesto el proyecto "Coia, Núcleo del Baloncesto en Vigo", plan estratégico para el bienio 2000-2002 que se erigía como guía de trabajo de futuro y cuyo mayor afán era dar cobertura a deportistas de los centros escolares del barrio y de sus alrededores.

.

Así, a la vinculación de colegios públicos como el CEIP Seis do Nadal y el CEIP Doutor Eijo Garay, se le unía una colaboración cada vez mayor de los centros educativos del entorno. El número de deportistas crecía nuevamente, hasta superar la barrera de los 200, repartidos en 18 equipos en competición. Al mismo tiempo, de manera experimental, el club organizaba la actividad de Iniciación Deportiva para niños y niñas de 3 a 5 años en el CEIP Doutor Eijo Garay, a fin de educar en la actividad deportiva general de manera temprana, sin hacer en ningún momento un trabajo específico enfocado a un solo deporte.

.

En el ámbito federativo, el club consiguió nuevos éxitos en casi todas las categorías (Subcampeón de Vigo alevín mixto, Campeón Provincial alevín femenino, Campeón de Vigo infantil femenino), si bien volvió a destacar con la 3ª plaza en el Campeonato Gallego infantil femenino, que dio la oportunidad de participar nuevamente en un Campeonato de España, donde se obtuvo una meritoria 3ª plaza en el Intersector Norte. En relación al ranking de clubes por puntos de la Delegación Zonal, la Agrupación seguía su camino hacia la cúspide y se hacía con el 2º puesto tras el CB Porriño, siendo considerado Mejor Club de Vigo. Quedaba claro, pues, que el club estaría peleando por los puestos de arriba en los años venideros.

.

Ir Arriba

.

2001-2002

.

Después de sentar las bases para un trabajo duradero, el club se refuerza con 12 nuevas incorporaciones al plano técnico en estos dos últimos años (David García, Darío Vílchez, Nuria Gómez, Fran García, Jaime Carral, Pablo Álvarez, Fonsi García, Raúl Refojos, Lara Lijó, Andrea Vázquez, Irene Martín, Eva Caramés), hasta conformar un plantel de 25 entrenadores (16 de ellos con titulación de 2º nivel), agrupados en la dirección de los 22 equipos que conforman nuestra entidad.

.

Los integrantes del club empiezan a pensar en alcanzar ciertas aspiraciones hasta el momento limitadas a la élite, y logran vencer en su primer embate con la consecución de plaza en la Liga Autonómica Cadete División de Honor (siendo el único club gallego representado tanto en el apartado masculino como femenino). Además, al poco de iniciarse la competición, se consigue el respaldo económico de la firma gallega Aguas de Mondariz Fuente del Val, S.A., que significó una importante inyección de agua dulce a nuestras arcas.

.

Ir Arriba